lunes, 14 de noviembre de 2011

1Q84 Libro 3 (2011) de Haruki Murakami (1949)


Nos llega esta tercera, y al parecer última parte de 1Q84. A la mayoría de la crítica, que creo opina sobre la novela completa, le ha parecido poca cosa; incluso su incursión en el mundo paralelo, dicen que es menos logrado que en otras de sus obras, como Crónica del pájaro que da cuerda al mundo o Kafka en la orilla. En mi opinión, siendo este el décimo libro que leo de Murakami, no desmerece de otros de su autor y estamos, sobre todo en esta última parte, ante una obra muy amena, claramente policíaca, de tres personajes: uno bueno y soso, Tego y otros dos, ambiguos: Oamame y Ushikawa, que van rotándose capítulo a capítulo y contando su historia.

Ushikawa es el investigador privado, personaje de aspecto horrendo, cabezón, corto de estatura y zambo, corrupto y sumamente inteligente. Ha ido descendiendo en la escala social, desde pertenecer a una familia de clase alta y ejercer la abogacía hasta ser expulsado del colegio de abogados y terminar realizando los más turbios trabajos. El personaje está magníficamente dibujado y sus reflexiones y acciones mantienen la novela a muy buen nivel.
Hay un encuentro, muy especial, casi un contacto con Fukaeri, autora de la crisálida…, a través del visor de la cámara que utiliza para vigilancia.

Tego, es el editor de la crisálida de aire, profesor de matemáticas en un instituto, aspirante a escritor y enamorado de Oamame. Aunque este enamoramiento se conserva desde el último encuentro con la joven cuando tenían escasamente doce años y parece poco creíble. Sin embargo su historia es también interesante, y se enriquece con los recuerdos de sus primeros años, que tienen dramática hondura y la relación con su padre, en coma en un hospital, cuyo espíritu vagabundo sigue trabajando como cobrador de la cadena de televisión NHK.

Oaname, se oculta de Vanguardia, un grupo religioso, cuyo líder ha sido asesinado por esta bella joven. Aunque este personaje sufre un embarazo mágico, propio del mundo de Murakami, su situación estática es la que aporta menos dramatismo a la historia.

Creo que el mayor problema del libro es su extensión, que en España han resuelto editando en Febrero pasado la I y II parte, de 732 pág. comentada en este Blog, a la que se añade esta la III parte, de 416 pág. Pero, empezar de cero supone la lectura de más de 1150 páginas, como es el caso de USA que ha publicado hace quince días la edición completa en un solo libro.

Aunque los comentarios del Blog no fueron muy entusiastas, mantengo la calificación de xxxx porque lo he pasado muy bien. Está a vuestra disposición.

Rafa  

3 comentarios:

Diego dijo...

Comparto tu comentario sobre la incursión en el mundo paralelo. Cuando leí las partes I y II, tenía grandes expectativas sobre el desarrollo que le iba a dar Murakami a la incursión en el mundo paralelo que empieza muy pronto en el relato. Sin embargo me decepcionó. Quizás esperaba algo más poético y menos policiaco.
No obstante te haré caso y leeré la tercera parte cuando me la deje María, una fan de Murakami.

Diego dijo...

Acabo de terminar esta tercera parte y sigo pensando lo mismo sobre esta obra.
Es cierto que la llegada de Ushikawa añade algo de interés a la historia, como dice Rafa, pues es un personaje muy conseguido. En general esta tercera parte tiene más tensión narrativa por las situaciones en las que se encuentran Aomame y Ushikawa, cono bien dice Rafa.
He leído antes de esta tercera parte "Kafka en la orilla" que me ha parecido que contiene un mundo mágico más acorde con el argumento de la novela.

thejavo. dijo...

Gran obra de Murakami. Me encanta como escribe, por ahora el único libro que me decepcionó fue Tokio Blues